Federación Española de Reciclaje demuestra alto sobrecosto para  empresas gestoras de  residuos por complejización administrativa

04.12.17 En Barcelona, España,  se presentó recientemente un estudio de sobrecostos administrativos que afecta a los gestores de residuos, encargado por el Gremio de Recuperación de Catalunya y la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje  (FER) al Colegio Industrial de Ingenieros de Catalunya.

Según plantea FER, el actual panorama de contradicciones por el que las administraciones animan a los gestores a ser proactivos e innovadores en la búsqueda de soluciones para los residuos existentes, pero incrementan los trámites administrativos para la obtención de autorizaciones y la burocracia asociada a la gestión de materiales. Tales trámites implican una carga administrativa que obstaculiza la competencia, en el libre mercado, con las materias primas.

Del estudio se desprende que el impacto de tales sobrecostos puede llegar a ser, en función de la tipología de empresa, hasta de un 28% para el valor añadido bruto, de 12,40€ por tonelada recuperada y de un 4% en la facturación.

En cuanto a la distribución de los costos, el reporte concluye que el 79% de los mismos tiene que ver con la gestión documental, un 13% con las coberturas, un 6% con la informática y la formación de personal y un 2% en autorizaciones y obligaciones específicas.

Además, el análisis ha demostrado un impacto de entre el 2 y el 10% en el precio del material reciclado, y de entre un 2 y un 18% de la oscilación del precio del mercado de materia virgen.

Dada la escasez de los recursos primarios y el aumento de la demanda de los mismos, es necesario estudiar los mecanismos que permitan una mayor circulación de la economía y los elementos que lastran tal propósito.

El objetivo de este estudio ha sido, pues, identificar el sobrecosto económico que supone el correcto cumplimiento de la normativa ambiental del sector de los residuos, analizar y proponer el contenido mínimo que deberían tener los estudios de costos que acompañan a la tramitación de nueva normativa, analizar el valor añadido en términos de mejora o protección ambiental en relación con el costo que suponen los requisitos normativos existentes y determinar el sobrecosto medio en relación al margen bruto y su efecto sobre las actividades y la economía circular.

El estudio concluye que la aplicación actual de la normativa conlleva, indiscutiblemente, un incremento significativo de sobrecostos administrativos en el sector de la gestión de residuos. Ello afecta negativamente la agilidad y la eficacia de la gestión de residuos y recursos, en particular de las PYMES, encarece los materiales recuperados obtenidos y produce una pérdida de competitividad frente a materiales de primera producción o extracción.

Además, ha demostrado claramente que limita los volúmenes y tipologías de los materiales recuperados, así como la potenciación de la economía circular en su conjunto.

Según el informe, estos resultados refuerzan la necesidad de poner en marcha nuevas acciones orientadas a la reducción de las cargas administrativas impuestas a los gestores en aquellos casos que no exista riesgo ambiental.

Las acciones necesarias tendrían que incidir a todos los niveles y, como mínimo, contemplar la eliminación de obligaciones innecesarias, repetitivas u obsoletas, la simplificación documental y de trámites y la coordinación e interconexión de fuentes de datos entre administraciones.

La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje  (FER) fue creada en 1982 con el fin de agrupar y defender los intereses de las empresas dedicadas al reciclaje de residuos en los distintos ámbitos económicos, sociales y medioambientales. FER cuenta en la actualidad con más de 230 socios y representa a más de 435 empresas gestoras de residuos (metales férricos y no férricos, aparatos eléctricos y electrónicos, neumáticos fuera de uso, vehículos fuera de uso, envases o madera, entre otros). La federación representa el 90% del volumen del sector de la recuperación de metales férricos y no férricos, así como el 60% de los recicladores de neumáticos fuera de uso. Dentro de FER se encuentran, asimismo, el 80% de los tratadores de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y el 100% de la industria fragmentadora de metales de España. El sector del reciclaje genera en la actualidad 30.000 empleos directos y 105.000 indirectos en España.

FER es miembro corporativo de UNE (Asociación Española de Normalización) y forma parte de SIGRAUTO (Asociación Española para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos fuera de Uso), la Federación Española del Reciclado y el Medio Ambiente (FERMA), o la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (CONFEMETAL). En el ámbito internacional es miembro del Consejo Mundial del Reciclaje (BIR) y forma parte de su Consejo Internacional de Medio Ambiente, es miembro de la Confederación Europea de Industrias del Reciclaje (EuRIC) y de las asociaciones europeas de metales férricos y no férricos, European Ferrous Recovery and Recycling Federation (EFR) y European Metal Trade and Recycling Federation (EUROMETREC). Asimismo, mantiene contactos con CEOE y asociaciones de recuperadores de otros materiales como papel y cartón, madera, plásticos y vidrio, con los que ha creado el Foro de la Recuperación.

Prensa

RedMundo

Share: