Reciclaje made in Europe, un paso más allá de la recogida de cartón para reciclar

18.07.13 Nuevos pasos para la consolidación del “Reciclaje mande in Europe” en España: para las empresas de la gran distribución, se abre un nuevo campo de mejora y transparencia en la gestión de los residuos, en el marco de su política de RS. Los centros comerciales, los supermercados, las grandes superficies de distribución, así como un banco, una cadena hotelera… pueden ahora exigir legalmente, al contratar con las empresas de residuos, que el  reciclaje se realice en fábricas papeleras europeas.

recorteLa legislación reconoce a los generadores españoles de residuos la capacidad de decidir sobre el destino final de sus residuos y la posibilidad de priorizar el reciclaje made in Europe. En el marco de la política de RSC de las empresas de distribución, se abre con esta normativa una nueva vía de mejora. Se trata de dar un paso más allá de la recogida para el reciclaje y ofrecer a los clientes la garantía y la información de cómo y dónde se está reciclando el cartón recogido.

Hay muchas y muy buenas razones para apoyar el reciclaje made in Europe: la promoción de la industria recicladora europea, la creación de empleo verde en Europa, la reducción de las emisiones asociadas al transporte de los residuos, la garantía de que el reciclaje se realizará de acuerdo con los estándares medioambientales europeos, la creación de riqueza allí donde se han hecho el esfuerzo y las inversiones para recuperar los residuos…

La recogida de papel y cartón para reciclar es además una clara prioridad para los ciudadanos españoles, que se han implicado de forma mayoritaria y con un gran nivel de compromiso. Y sin duda esos ciudadanos, que reciclan su papel y su cartón, son especialmente sensibles a la buena gestión que en este ámbito realiza su centro comercial, su supermercado… Para las empresas de distribución, la legislación de residuos abre así un nuevo campo de mejora y transparencia en la gestión de los residuos de papel y cartón, en el marco de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

La posibilidad de priorizar el reciclaje dentro de la Unión Europea, se recogió por  primera vez en la legislación española para los ayuntamientos con la Ley de residuos de 2011, y en noviembre de 2012, se introdujo en dicha ley una modificación, que amplía a todos los productores o poseedores iniciales de residuos reciclables esa posibilidad de apostar por el reciclaje made in Europe.

Prensa 

MUNDORECICLAJE/ASPAPEL