¿Puede la confusión conducir a la oportunidad?, una discusión más allá del reciclaje

16.01.19 La forma en que los recicladores y laminadores responden a las restricciones de importación de chatarra de China determinará el mercado de fibra recuperada en 2019 y más allá, según Brian Taylor, artículo publicado en el sitio recyclingtoday.com, en el cual se da cuenta de varios detalles para la industria.

Teniendo en cuenta la agitación en el sector del reciclaje en los 12 meses anteriores, los temas de discusión no fueron difíciles de encontrar en la Conferencia Internacional de Fibra Reciclada y Papeles para Corrugar de RISI 2018, celebrada en diciembre en Shenzhen, sur de China.

Weng Haidong, Jefe de Desarrollo Corporativo de C&D Paper & Pulp, con sede en Xiamen, China, dijo que el mercado de papel de desecho a nivel mundial y de China tendrá que ser “reequilibrado” después de los eventos de 2018, especialmente incluyendo las restricciones de importación de papel de desecho promulgadas por China y luego otros países asiáticos.

Además agregó que la nueva escasez de suministros y el alto precio de los grados contenedores corrugados usados (OCC) y el papel de desecho en general se han encontrado con respuestas rápidas por parte de las industrias de envases y embalajes de China. Esto incluye un cambio hacia el embalaje de papeles más livianos como medio para consumir menos fibra.

Respecto a los cambios, reemplazo de las cajas de tres capas de corrugado por las de cinco capas o el uso de plástico para reemplazar el cartón de cajas, “una vez que ocurren estas [sustituciones], no cambian”, declaró Weng.

Weng añadió que la industria del papel en China probablemente experimentará un giro de 7 millones de toneladas en el comercio en 2018 en comparación con el año anterior. Si bien China fue un exportador neto de aproximadamente 5 millones de toneladas de papel terminado en 2017, es probable que haya sido un importador neto de 2 millones de toneladas en 2018.

En una mesa redonda en la conferencia, Huang Zhengkan, del productor de papel con sede en China Shanying International, señaló que 2018 había dado como resultado una cadena de suministro que “se ha vuelto extremadamente complicada y demandante de  mucho tiempo”, pero Shanying se está adaptando a las nuevas circunstancias.

Dan Cotter, de Cellmark Recycling, con sede en Estados Unidos, dijo que el año había traído “caos”, pero señaló que “como comerciante, el caos nos ofrece oportunidades”. Y argumentó que el caos también había “hecho la vida más difícil para nuestros clientes y proveedores”, y que ve “cambios significativos” en los programas de recolección residenciales en los EE. UU., que en gran parte han implementado sistemas de flujo único en esta década.

El comerciante con sede en Mumbai Inder Aurora, de Tradecom International Pvt. Ltd., dijo que las estrictas restricciones de calidad de China habían proporcionado una “llamada de atención al mundo”. Los recicladores, dijo, “no solo deben hablar sobre las tasas de recuperación, sino sobre cómo se recolecta el residuo”.

Rahul Kejriwal de Go Green / Kejriwal, con sede en Nueva York, calificó las restricciones como “una buena decisión” del Presidente de China, Xi Jinping. Y continuó: “Creo que los últimos 20 años fueron un error”, y agregó que “gran parte de este papel no debería haberse hecho en China” con fibra recuperada que se envió a la mitad del mundo.

Kejriwal dijo que si bien la cobertura de los medios de comunicación había retratado a Estados Unidos como el perdedor de las restricciones de residuos de China, no estaba de acuerdo con esa narrativa y con la preocupación de Cotter sobre el sistema de flujo único. “Creo que el single-stream estadounidense está aquí para siempre”, afirmó.

“China va a desaparecer como mercado en dos años. En ese momento, la nueva capacidad en América del Norte y Europa absorberá esta fibra, incluso en papeles mezclados”, continuó Kejriwal. “Estados Unidos innovará, investigará y hará ajustes para manejar esa fibra. No cambiarán su sistema para hacer feliz a China o para hacer feliz a India”. Kejriwal dijo que su compañía está entre las que buscan expandir la capacidad en América y Europa, por una suma de unos 5 millones de toneladas por año.

Respecto a los problemas de los recicladores de papel estadounidenses en 2018, agregó: “Estados Unidos aplaude cuando alguien falla y se recupera; no castiga el fracaso. Es un gran problema hoy, pero lo resolverán”.

Tang Yanju, de la Asociación de Recursos de Reciclaje China (CRRA), con sede en Beijing, dijo que dentro de esa nación las restricciones llevaron a los operadores de las plantas a “establecer que son operadores de plantas de reciclaje”, tomando un “enfoque más sistemático al reciclaje doméstico”. Esto significa que, que “se mejorará la calidad”.

Prensa

RedMundo